Ahora que el calor se aprieta, lo que sabe bien es un gazpacho fresco y aromático! Sopa fría, con condimento apurado de aceite, vinagre, sal y el aroma de los oréganos. En el gaspacho el tomate es rey. Triturado (a la moda española) o en pequeños pedazos. Y después, el pan también en pedazos, siempre el pan,presencia indispensable en la mesa alentejana.
Par acompañar se recomienda pescado frito (del río!) o jamón (de cerdo alentejano, está claro!).

En la bebida un vino blanco o rosado bien helado, de Mértola, allí está! Entre estas comidas de verano, no olvidar lo revuelto de tomate y huevos. Tomate bien maduro, apurado en el aceite y en el ajo, envuelto en los huevos y salpicado de condimento.

Conoce la oferta de restaurantes de Mértola AQUI